¡Bienvenid@ a As Casas!
La historia

La historia

Cuando te adentres en el rural gallego, recuerda que los cipreses, en nuestra tierra, son árboles de bienvenida. Según cuenta la leyenda, “siglos atrás, cuando viajar era toda una aventura y encontrar dónde comer o alojarse una suerte, si al llegar a una casa veías que había un ciprés plantado, significaba que podías contar con que te ofrecieran bebida; si dos, bebida y comida y, si tres, bebida, comida y alojamiento para ti y para tu caballería”. En As Casas tenemos tres, un espigado vestigio de nuestro pasado, que data del siglo XVII, cuando se erigió.

Hoy, convertido en casa rural, nuestro pazo, en el corazón de la Ribeira Sacra, os invita a disfrutar de la naturaleza, del silencio y de la tranquilidad. Enclavado en una espectacular finca de 300.000 metros cuadrados llena de frutales, prados y árboles centenarios, el edificio, de piedra, se asoma orgulloso al cercano Monte de O Faro, donde está el punto más alto del Concello de Chantada.

Con el pasado presente en cada rincón, deambular por el pazo y sus alrededores es un placer. Adaptado al presente con todas las comodidades, es un lugar ideal para descansar y desconectar. A 15 minutos en coche de Chantada y a unos 40 de Ourense, pero enclavado en una propiedad privada sin otras viviendas al lado, podréis inundaros de su magia sin renunciar a disfrutar de otras actividades.

¿Te vienes?

 

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad